Articles

ATROFIA MUSCULAR Y COLUMNA VERTEBRAL

Artículo publicado en la Revista Espacio Humano, diciembre 2015  , número 202, página 30

 

ATROFIA MUSCULAR Y COLUMNA VERTEBRAL

 

images (4)Si tomamos nuestro cuerpo, en especial la espalda, como la metáfora de un barco, la columna Vertebral sería el mástil y las velas que se sujetan a éste, los músculos, que se ven sometidos a fuertes vientos (stress diario, accidentes, enfermedades, etc.) modificando la posición y flexibilidad del mástil, comprometiendo así la navegación, en este océano inmenso que es nuestra vida, con sus pros y sus contras. Necesitamos pues, velas fuertes (músculos) y flexibles a la vez, que hagan este viaje más llevadero.

Pero la falta de actividad, el sedentarismo, pone en peligro esta necesidad y la atrofia, la falta de un tono adecuado del tejido muscular, compromete la buena salud de nuestra columna.

Cuando los músculos de la espalda, no se someten a una actividad física mínima, esto normalmente tiende a degenerarse, es decir, se endurecen, sufren fibrosis, se adhieren, se pegan y dificultan el buen funcionamiento de las articulaciones, sobre todo vertebrales y por último, se atrofian, pierden su volumen y tono, es decir, capacidad de respuesta a los quehaceres cotidianos que solicitan una actividad corporal. El músculo cuando se degenera obstaculiza la circulación capilar local, dando lugar a una asfixia progresiva de los tejidos que pierden sus cualidades de elasticidad y se vuelven más frágiles frente a las tensiones, inflamaciones e infecciones. La atrofia muscular disminuye la aportación sanguínea a las vértebras, lo que favorece que produzca la osteoporosis y la descalcificación, debilitando así el eje vertebral y haciéndolo más vulnerable a las agresiones externas, ejemplo una caída o golpe fortuito. El ser muy friolero y la sensación de frio en las vértebras, puede revelar una disminución de la microcirculación local y explican quizás la mayor sensibilización a las influencias de las “energías climáticas”: frío, humedad, viento,… que en este tipo de personas, puede desencadenar neuralgias, e incluso bloqueos completos de una parte de la columna vertebral, sobro todo a nivel lumbar y cervical. La atrofia muscular se puede encontrar en cualquier edad, no solo es propia de adultos o tercera edad. Entre las consecuencias de la ausencia de actividad muscular, tenemos: