Reeducación Postural

La reeducación postural es un método el cual considera que cualquier parte del cuerpo es dependiente y se relaciona con el resto del cuerpo: debido a la solidaridad de los músculos, que se organizan en cadenas. La tendencia habitual de estos músculos va en el sentido del exceso de tensión y de acortamiento, lo que tiene como consecuencia la limitación de los movimientos y la perturbación de la estática del cuerpo, debido al juego de las adaptaciones y de las compensaciones. De ello resultan los aplastamiento y las deformaciones, pero también dolores, que en realidad no son más que los efectos de una causa más lejana en el tiempo y en el espacio.

reeducacion postural cadenas musculares

El trabajo del terapeuta mézierista consiste en remontar la cadena de las compensaciones instaladas en la zona del cuerpo para buscar la o las causas primarias, sin dejarse engañar por los síntomas.

Después de un examen clínico riguroso, el tratamiento se hace mediante posturas de estiramientos globales, buscando relajar, aligerar y alargar las cadenas miofasciales contracturadas y/o en retracción; busca una descompresión articular y un ajustamiento postural, liberando la respiración, y en especial los bloqueos diafragmáticos.
Este trabajo atañe al cuerpo en su globalidad, requiere la participación activa del paciente, y recurre a diferentes técnicas manuales(tratamientos de fascias) y de movilización.

El método Mézières propone la reequilibración del conjunto neuro-osteo-articular por la rearmonización de las formas y del esquema corporal y la utilización del sistema propioceptivo(nuestra posición en el espacio). Tiene una repercusión benéfica sobre el equilibrio del sistema neuro-vegetativo y permite la toma de conciencia de somatizaciones. Como dijo el filósofo Nietzche “Hay más sabiduría en tu cuerpo que en todas las mentes”. Con sus múltiples aplicaciones y su precisión terapéutica, este método ofrece una originalidad y una eficacia, situándolo en la cabeza del ámbito de la terapia manual.

Más allá de su acción curativa tiene una importante vocación educativa y preventiva.
Es un trabajo serio que implica un compromiso a fondo por parte del paciente y del terapeuta, un tratamiento que no le dejara indiferente.

Leave a reply